Situación Geográfica
 
    Nuestro pueblo es una Villa de la provincia de Córdoba, situada a 68 km. de la capital, emplazada a 216 m. sobre el nivel del mar  y con 29.503 habitantes (pontanos). Ubicada en el centro de Andalucía, en el valle del Guadalquivir y bañada por el mayor de sus afluentes, el Genil. Geográficamente, se encuentra enclavada entre la región sub-bética y la Campiña Cordobesa, encuadrada en ese triángulo de peculiaridades propias que forman al unirse las provincias de Córdoba, Sevilla y Málaga.
 
Una historia surgida de la unidad de dos pueblos
 

    Puente Genil es villa de fundación medieval, aunque en numerosos lugares de su término se han encontrado abundantes vestigios de épocas anteriores. Fernando III el Santo conquista el lugar el año de 1.240. En el último tercio del s. XIII, el incipiente caserío, al lado de un puente de madera sobre el río Genil, toma la denominación de Pontón de Don Gonzalo, al ser autorizado don Gonzalo Yáñez Dovinal para poblarlo y levantar iglesias, en donación de 1.257, confirmada por Alfonso X en 1.262. En 1.583 Hernán Ruiz construye un puente de piedra, en sustitución del antiguo de madera. Este puente, por las continuas riadas del Genil, sufrió diversas reparaciones a lo largo del tiempo, siendo quizás la más famosa la llevada a cabo por el ingeniero francés Leopoldo Lemonier en 1.874. Hacia mediados del s. XVI surgió al otro lado del puente, en el antiguo término de Estepa, un nuevo barrio llamado primero Tejares y luego Miragenil. Este lugar fue unido a Puente de Don Gonzalo, por primera vez en 1.821 y definitivamente en 1.834, formándose del nombre de ambos pueblos el de Puente Genil.


 
Monumentos y patrimonio artístico
 
    Sus monumentos antiguos más señalados son: Parroquia de Nuestra Señora de La Purificación, erigida en el s. XIV y reformada en 1.873; en ella se venera la talla de su titular atribuida a Duque Cornejo. La torre de esta iglesia es una antigua atalaya árabe reconstruida en 1.826. Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción: ya existía en el s. XVI y se la puede considerar como buena muestra del barroco pontano. El retablo principal, en yesos y estucos policromados, es de un alto valor artístico, así como el camarín de la Virgen. La portada es de época posterior, del s. XVIII, obra de Ramón Gallardo y de un estilo de transición hacia el neoclásico. En ella se encuentra la patrona de nuestro pueblo (Inmaculada Concepción). Parroquia de Jesús Nazareno, antigua ermita de San Cristóbal, de finales del s. XVI. En esta construcción se venera la imagen de Jesús Nazareno, patrón del pueblo. La talla de gran valor es atribuida a la escuela sevillana de Montañés, aunque estudios más recientes la catalogan como perteneciente a la escuela granadina de comienzos del s. XVII. Otras edificaciones de tipo religioso de los s. XVII y XVIII son: Iglesia Hospital de las Mercedarias, antiguo convento franciscano, que posee el mejor retablo de Puente Genil, de gran riqueza ornamental del más perfecto barroco cordobés. En este templo son de admirar la imagen del Señor de la Humildad y Paciencia, de la escuela sevillana de Montañés, y la de Nuestra Señora de los Ángeles, talla de principios del XVIII atribuida a La Roldana. Convento de San Francisco, con hermoso retablo barroco y buen claustro,  
    Como conjunto histórico-monumental se puede considerar todo el casco antiguo, barrio de Miragenil, el histórico puente, calle de don Gonzalo, el típico barrio de La Isla, el paseo del Genil y el entorno de las calles Amargura y plaza del Calvario.
 
Decir Puente Genil es decir Semana Santa
 
    La principal de todas las fiestas es nuestra  originalísima y singular Semana Santa, que ha llegado a adquirir fama nacional, e incluso fuera de las fronteras, por su interés antropológico. Las numerosas iglesias y ermitas se explican por la importancia que para Puente Genil tiene su Semana Santa. Esta presenta gran diversidad de matices, siendo de lo más característico los desfiles de figuras bíblicas del Antiguo y Nuevo Testamento. Las figuras bíblicas son vestidas con ropajes de la época y portan los martirios o atributos que las identifican, cubriéndose con rostrillo (las figuras propiamente dichas) o con celada (los soldados romanos y centuriones) convirtiéndose en una representación viviente de la Biblia. Las figuras bíblicas, actualmente de las Corporaciones (agrupaciones regidas por estatutos y que disponen de casas, conocidas como Cuarteles, donde se confraterniza todo el año y muy especialmente durante la Cuaresma y Semana Santa), acompañan a los desfiles procesionales que se suceden desde el Viernes de Dolores hasta el Domingo de Resurrección, y se sabe de su presencia desde el siglo XVII. Entre éstas, sobresale el Imperio Romano, por su número, marcialidad, belleza de sus atavíos y originales marchas musicales. Son también los protagonistas de los llamados Sábados de Romanos, como se conoce a las subidas a la emblemática Plaza del Calvario que tienen lugar durante la Cuaresma. Al amanecer del Viernes Santo, en Honor y Alabanza a Jesús Nazareno, la banda de música del Imperio Romano interpreta la tradicional Diana (obra musical compuesta en 1869 por el maestro Manuel Medina), en medio de una abigarrada y fervorosa multitud que llena por completo la Plaza del Calvario. Desfilan por la calles de Puente Genil  unas 425 figuras bíblicas entre Personajes del Antiguo Testamento (Profetas, Sansón, Moisés, Salomón, Rey David, etc.), del Nuevo (Apóstoles, Evangelistas, Samaritana, Simón Cirineo...), personajes de la Pasión (Barrabás, Longinos, el propio Jesús y Judíos de Azote...), así como alegorías y símbolos (Dones del Espíritu Santo, Virtudes Teologales...). Desde Adán y Eva, expulsados del paraíso a la Muerte y el Diablo, condenados y vencidos por la redención. Como se ha dicho, el centro de toda la vida manantera gira en torno al Cuartel, casa de convivencia de hermandades, cofradías y corporaciones, donde los hermanos celebran las juntas, reuniones y comidas de hermandad durante las celebraciones estatuarias de Cuaresma y Semana Santa.

    La Semana Santa de Puente Genil está declarada de Interés Turístico Nacional.
 
Grandes pontanos
 

    Puente Genil es también tierra de grandes poetas como Manuel Reina, precursor del Modernismo; Rodolfo Gil, poeta, periodista y polígrafo; Ricardo Molina, poeta y flamencólogo, fundador en Córdoba del grupo Cántico; y Juan Rejano, poeta tardío de la Generación del 27.

Más información
 

http://www.aytopuentegenil.es/

http://www.mipuentegenil.com